Siete por Siete: Kulturgutschutzgesetz; Oliba en Vic y micromecenazgo en el Prado.

El camino del medio de los alemanes.

Según un artículo del The Art Newspaper, la entrada en vigor (en agosto de 2016) de la nueva ley federal alemana de protección del patrimonio histórico (Kulturgutschutzgesetz), con sus restricciones a las importaciones y la adopción del sistema de permiso de exportación, ha tenido efectos muy negativos. Justo antes de la entrada en vigor de la ley, explica, hubo importantes traslados de obras fuera de las fronteras; las casas de subastas más importantes del país han tenido que trasladar algunas de sus ventas al extranjero (Viena y Bruselas especialmente) y todo hace prever que Alemania no va ocupar nunca el lugar que le correspondería en el mercado de la arte en relación con el volumen de su economía. Sin embargo, personalmente pienso que se trata de una ley que vale la pena leerse con calma, porque se nota que parte del estudio de todos los modelos de protección vigentes en Europa (el link que aparece arriba conduce a una versión de la ley en inglés). Por ejemplo, en un punto crucial, los efectos de la denegación del permiso de exportación (art. 10, apartados 6 a 10), la norma alemana es un poco más abierta que la que tenemos aquí. Allí al menos se prevé y regula la posibilidad de que cualquier “institución dedicada a la conservación del patrimonio” (no necesariamente pública, por lo tanto) pueda optar a hacer una oferta para adquirir la obra con el permiso denegado, siempre que el propietario lo haya solicitado y previo informe de las administraciones competentes (estatales y federales) – si no se llega a ningún acuerdo, el propietario puede volver a solicitar el permiso de exportación tan sólo al cabo de 5 años desde la denegación.

Oliva en Vic, mil años después.

El Museo Episcopal de Vic es uno de los que repedidamente nos brinda buenas noticias. Ahora anuncia una nueva exposición que promete, centrada en la revisión de la figura del abad y obispo Oliba (971-1046): Oliba episcopus  (del 27 de octubre de 2018 al 10 de febrero de 2019), coincidiendo con el milenario  de su investidura como obispo de Osona. Incluirá préstamos internacionales, entre los que destacan  las dos grandes Biblias impulsadas por Oliba desde Ripoll: la llamada Biblia de Rodes (Bibliothèque Nationale de France) y la Biblia de Ripoll (Biblioteca Apostólica Vaticana). Igualmente, se ha programado un congreso internacional, los días 8, 9 y 10 de noviembre,  entre Barcelona y Vic, en el cual se explorarán diversos aspectos de la actividad de Oliba, con ponentes de universidades extranjeras y énfasis en la proyección de Oliba en el ámbito europeo.

Micromecenazgo en España: el siguiente capitulo?

Simon Vouet, Retrato de niña con paloma, 1620-22, óleo sobre lienzo, 66,5 x 49,5 cm. Foto: Museo del Prado.

La campaña de micromecenazgo Súmate al Prado, que el museo acaba de lanzar para adquirir el Retrato de niña con palomade Simon Vouet (proveniente de una colección privada) no es ni mucho menos la primera de una institución pública para una adquisición: en Catalunya, tuvimos en el año 2013 el caso del dibujo La oración de Marià Fortuny para el MNAC. Pero por la importancia de la institución y de la cantidad solicitada de 200.000 €, su coincidencia con la celebración del bicentenario del museo y el apoyo decidido de su dirección, intuyo que tiene suficiente potencial como para marcar un antes y un después en este tipo de campañas en España. Con todo, quedan cosas para pulir, por ejemplo, en el vídeo que el museo acaba de publicar en su canal de Yotube (por cierto, cada vez más interesante), los argumentos a favor de la campaña quedan muy bien resumidos, pero por otro lado se nota falta de información básica tal como la cantidad que se pretende conseguir o la vía específica para hacer la aportación. También se agradecería y sería muy útil una versión de la campaña en otros idiomas – inglés y, también gallego, vasco y catalán, ya que el museo se presenta como “de todos”. En todo caso, será interesante seguir la evolución: si tiene éxito, me parece que no será la última campaña de micromecenazgo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *